El gato posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, y coraje sin ferocidad.