El resfriado felino.

El resfriado felino no es un mito, es más, es bastante frecuente y por desgracia muy contagiosos entre gatos.

El resfriado felino es una enfermedad vírica.

Los principales causantes de esta enfermedad son el herpesvirus felino y el calcivirus felino.

  • Herpesvirus felino (FHV-1): Es el virus responsable del mayor numero de casos de gripe felina, provoca una rinotraqueatitis y también provoca diversos problemas oculares.
  • Calcivirus felino (CVF): Es un virus que afecta a las vías respiratorias altas, provoca rinitis, ulceras bucales..

sintomas

  • Lo primero que suele aparecer son los estornudos, acompañados de secreción nasal.
  • percibiremos que nuestro gato tiene perdida de apetito.
  • El gato entrara en modo Letargo.
  • El gato soltara secreciones oculares derivadas de la conjuntivitis.
  • El gato tendra problemas respiratorios.

Tratamiento : El resfriado felino es una enfermedad vírica, por lo tanto no hay ningún tratamiento que la cure.

Un veterinario debe hacer un seguimiento e ir recetando algún medicamento para hacer la vida del gato lo más cómoda posible.

Consejos que os ayudaran.

  • Mantén a tu gato dentro de casa para que este calentito y no empeore.
  • Retira las secreciones de los ojos y la nariz de tu gato, esto ayudara a que respire mejor y que no sele peguen los ojitos.
  • Procura que la alimentación del gato sea la mejor, si se encuentra mal lo mejor que le puedes dar son latas, le serás más fáciles de comer. Acuérdate de que la alimentación y la salud van de la mano.
  • Vigilar que el gato siempre este bien hidratado.
  • Se puede usar un humidificador para ayudar al gato a limpiar las vías respiratorias.
  • Evitar por completo el estrés.
  • No olvidéis consultar cualquier duda con vuestro veterinario  de confianza, no merece la pena quedarse con las dudas y pasar un mal rato.

El resfriado felino es una enfermedad muy contagiosa , no lo olvidéis.

Si veis algún síntoma de resfriado felino o cualquier otra posible enfermedad en vuestro gato llevarlo lo antes posible a que lo vea un veterinario.